La Alimentación de nuestro Gato

food-cat

Una alimentación de calidad es básica para el correcto crecimiento y desarrollo de nuestro gato. Aquí te comentamos el tipo de alimentación desde cachorro hasta que ya es adulto. También es importante el cambio de los alimentos según la edad del gato, hay que introducirlos poco a poco para no provocar en ellos diarreas o vómitos y así asegurar la correcta adaptación. Otra cosa a tener en cuenta es que un gato no se comporta igual que un perro comiendose toda la comida de una vez, sino que va comiendo durante el día por lo que conviene tener siempre el comedero con pienso sin llenarlo en exceso para evitar que lo puedan tirar y además que este pierda cualidades al entrar en contacto con el aire.


Leche de substitución

– Recien Nacidos –

Lactadiet Gatos es una leche maternizada instantánea a base de leche descremada, vitaminas, oligoelementos y aceite de pescado rico en Omega 3 (DHA y EPA), que aporta los nutrientes adecuados para facilitar el posterior entrenamiento y aprendizaje de la cría, mejorando su desarrollo cerebral y visual.


    El calostro natural ayuda a fortalecer su sistema inmunológico.

Está también recomendado en casos de problemas de lactancia, donde el aporte de leche sea insuficiente.

Más información en:


Babycat Instictive
(Refuerzo)

Comida húmeda para gatitos, textura de mousse especialmente indicada para el destete y hasta los 4 meses de edad. También adecuada para gatas gestantes o lactantes.

   Royal Canin tiene en cuenta la edad, la fisiología, la raza, el tipo de vida y las necesidades específicas de tu gato. La comida húmeda para gatos Royal Canin BABYCAT Instinctive Mousse es un alimento de primera calidad para gatitos hasta los 4 meses de vida. Este alimento contiene la nueva fórmula “perfil específico de preferencia instintiva” (ONP).

Más información en:


Royal Canin Mother & Babycat

– De 1 a 4 meses –

Las gatas gestantes y las que han parido hace poco tienen unas necesidades nutricionales especiales. Royal Canin Mother & Babycat está especialmente desarrollado para cubrir estos requisitos especiales de las gatas gestantes o lactantes, así como los de los gatitos de 1 a 4 meses de edad.

Durante las primeras semanas, los gatitos obtienen de la leche materna el llamado calostro. Este transmite a los gatitos todos los anticuerpos que la madre ha adquirido a lo largo de su vida. Desde el cuarto mes hasta cumplir el año, el efecto inmunitario del calostro de la madre y la tolerancia a la lactosa van disminuyendo. Por ello, durante este periodo se debería empezar poco a poco el proceso del destete.

Más información en:


Purizon Kitten con pollo y pescado

– De 1 a 4 meses –

Purizon está compuesto por un 70 % de pescado y carne en el que se incluye un porcentaje elevado de carne fresca de pollo de alta calidad de ganadería biológica, arenque recién pescado del Mar del Norte e ingredientes nutritivos como el aceite de arenque. Este pienso no contiene cereales. Con Purizon Kitten le ofreces a tu gatito la alimentación óptima para ayudarle en la importante fase de crecimiento. En lugar de cereales (incluido arroz), Purizon contiene frutas, verduras y diversas hierbas aromáticas de excelente calidad. Estos valiosos nutrientes de Purizon suministran vitaminas y minerales vitales y fomentan la salud y vitalidad del gatito. Gracias a la elaboración de alta calidad, los ingredientes conservan su sabor natural.

Conviene darles el pienso un poco húmedo al principio para facilitar la ingesta de los más peques, en pocas semanas ya pasarán a ingerirlo seco.

Purizon Kitten con pollo y pescado está perfectamente adaptado a las necesidades de los gatitos, así como de las gatas gestantes o lactantes de todas las razas y tamaños.

Más Información de este producto en:


Purizon Adultos con pollo y pescado

– A partir de 12 meses –

El pienso para gatos Purizon se basa en la dieta natural del gato, que es un depredador por naturaleza. Como comida premium, Purizon está desarrollado con un 70 % de pescado y carne, en el que se incluye carne fresca de pollo y arenque del Mar del Norte y nutritivos ingredientes de calidad como el aceite de arenque.

No contiene cereal alguno. En lugar de cereales o arroz contiene fruta, verduras y hierbas seleccionadas de calidad Purizon. Estos valiosos nutrientes de Purizon suministran vitaminas y minerales vitales y fomentan la salud y vitalidad del gato. Gracias a la elaboración cuidadosa, los ingredientes conservan su sabor natural. Purizon Kitten con pollo y pescado está perfectamente adaptado a las necesidades de los gatitos, así como de las gatas gestantes o lactantes de todas las razas y tamaños.

Más Información de este producto en:


Purizon Adultos con pollo y cordero

– A partir de 12 meses –

El pienso para gatos Purizon se basa en la dieta natural del gato, que es un depredador por naturaleza. Como comida premium, Purizon está compuesto por un 70 % de pescado y carne en el que se incluye un porcentaje elevado de carne fresca de cordero de alta calidad de Nueva Zelanda, arenque recién pescado del Mar del Norte e ingredientes nutritivos como el aceite de arenque. Este pienso no contiene cereales (incluido arroz), sino frutas, verduras y hierbas aromáticas de primera calidad. Estos valiosos nutrientes de Purizon suministran vitaminas y minerales vitales y fomentan la salud y vitalidad del gato. Gracias a la elaboración de alta calidad, los ingredientes conservan su sabor natural. Purizon Kitten con pollo y pescado está perfectamente adaptado a las necesidades de los gatitos, así como de las gatas gestantes o lactantes de todas las razas y tamaños.

Más Información de este producto en:


Carne Picada de Ternera Sin Aditivos

También ocasionalmente en su dieta les damos carne picada de ternera SIN ningún tipo de conservante, sal, colorantes, comprada en nuestra carniceria de confianza. La calidad de esta carne les aporta nutrientes frescos que el pienso normal no lo ofrece con las mismas propiedades. Es importante congerlarla previamente para prevenir cualquier tipo de contaminación. Para consumirla hay que dejarla unos minutos hasta que tenga temperatura ambiente antes de darsela a nuestro gato, recuerda que en verano es mejor que la temperatura sea algo más fresca. Se la damos manualmente a cada gato cuando son cachorros para controlar que todos ingieran las mismas cantidades por igual. Hay que tirar en unos minutos cualquier resto que no se consuma en el momento si entra en contacto con el suelo o se queda en el recipiente.

Es muy recomendable tanto para los cachorros como para las gatas gestantes y lactantes para aportar alto contenido en calcio para la leche y la formación de los huesos.