Guia Cuidados Básicos

PEQUEÑA GUÍA DE CUIDADOS BÁSICOS DEL GATO PERSA:

1. El baño
2. El secado
3. El peinado
4. La limpieza de ojos y nariz
5. La limpieza de oídos
6. Las uñas
7. El agua y el bebedero.
8. Preparación para exposición.[/b]
9. El gato persa como mascota

1. El baño

¡Los gatos se bañan! …y muchas veces es fundamental para mantener su pelo limpio y sano, en especial para los gatos de pelo largo. También en épocas de muda, el baño junto con el cepillado diario servirá para ayudar a eliminar esos pelos muertos del subpelo y evitar así que estos se peguen por todos los lados de nuestra casa.

Debemos distinguir entre los baños que realizamos para mantener nuestro gato limpio y con un aspecto de pelo saludable (más o menos 1 vez al mes)  y los baños de aquellos gatos que van a salir a exposiciones, los cuales lógicamente se realizarán más a menudo y de una forma más “concienzuda” (donde debemos también que tener en cuenta que “cada maestrillo tiene su librillo” y existen diversidad de opiniones y diferentes productos utilizados por cada uno. Me referiré a los primeros.

Lo ideal es acostumbrar al gato al baño ya desde muy pequeños, eso facilitará  las cosas ya que se habituará pronto a esta rutina. Debemos tener en cuenta que el baño nunca debe de ser un proceso traumático para nuestro felino, por eso debemos de hablarle en tono suave y cariñoso con el fin de tranquilizarlo,  sin hacer movimientos bruscos y evitando ruidos que lo puedan asustar.

Algunos puntos importantes previo al baño:

– Debemos de tener ya preparado todo el material: toalla para el secado posterior, champús, y el agua ya lista y a su temperatura correcta (ni muy fría ni muy caliente).

– Es aconsejable antes de empezar el baño cortarle las uñas al gato para evitar males mayores (es muy común que el gato se quiera escapar y se agarre a nosotros (el que más y el que menos si se puede escabullir lo hace).

– También es muy importante darle un buen cepillado antes del baño y asegurarnos que va a la ducha sin ningún nudo en su pelo (de existir alguno no sólo no se quitaría si no que enredaría más el pelo y se haría mas grande)

-Debemos vigilar bien la temperatura de la zona de baño, por lo general el cuarto de baño, que no esté la zona demasiado fría ya que se nos puede resfriar el gato; si es así y un poquito antes de empezar el baño podemos encender un pequeño calefactor.

Una vez todo preparado, expongo a continuación los pasos propios del baño:

1.1 Enjuagar bien el gato.

Podemos hacerlo en la bañera con el grifo de la ducha o en un lugar especifico destinado para ello. Allí ponemos al gato ya con el grifo de la ducha preparado a la temperatura correcta y lo sujetamos suavemente por el lomo para evitar sus posibles fugas.
Empezamos a mojarlo uniformemente por todo el cuerpo (lomo, patas, cuello, barriga) exceptuando la cara, que es la zona para él más desagradable y que dejaremos para el final.

Aclarado

1.2 Aplicar desengrasante (opcional)

En el mercado especializado existen productos dedicados exclusivamente a eliminar ese aspecto grasiento del pelo, lo que hace que el pelo quede más limpio y sedoso. Usado especialmente por los expositores y aplicados a gatos que van a salir de exposición. No es necesario que se aplique siempre, pero sí es recomendable usarlo ocasionalmente.

Desengrasante

Cuando el gato está bien mojado le aplicamos el desengrasante (es recomendable diluir el 50% del producto en agua, obteniendo así una mayor penetración en todo el pelo) y lo repartimos bien por todo su cuerpo aplicando un suave masaje.

desengrasante2

1.3 Aclarar con abundante agua retirando todos los restos

Aclarado_final1

(podemos  repetir de nuevo los puntos 2 y 3 para una mayor penetración y efecto del desengrasante)

1.4 Aplicar Champú

Existen multitud de marcas en el mercado específicas, muchas de ellas divididas según el tipo y color del pelo, existiendo también intensificadores de color. Muchos de nosotros utilizamos también champús específicos para humanos y muchos con excelentes resultados.
Daremos ahora la primera enjabonada de champú con un pequeño masaje, repartiendolo bien por todo su cuerpo hasta crear espuma.

Una vez bien aclarado, cogeremos al gato sujetándolo con las manos y lo escurriremos un poco para eliminar así parte del agua.

Aclarado_final2

Después lo colocaremos sobre la toalla que previamente teníamos preparada y lo frotaremos bien para quitarle la mayor humedad posible, lo que facilitará el posterior secado. Una vez hecho esto ya podemos pasar al secador.

Secado1

2. El Secado

Primero debemos de tener preparados todos los utensilios que vayamos a utilizar (principalmente secador de mano y peine).
Hay muchos gatos que se asustan al enfrentarse por primera vez al secador y sobre todo al encenderlo, por lo que puede ayudar encender el secador antes de llevar al gato.
Podemos usar un secador de mano normal y corriente (cuanto más potente mejor) aunque en el mercado también existen secadores y expulsores de aire profesionales. Una de las ventajas de estos secadores profesionales es que nos permite dejar las manos libres y así podemos manipular mejor al gato.

Secador_pie

Sobre esto decir que hay gatos que toleran más o menos el secador, algunos lo tolerarán sin ningún problema y otros lo tolerarán encendido pero sin movimientos. Si para estos últimos lo que vamos a utilizar es un secador normal, lo ideal es poder colocar un “porta-secador” similar al de la foto de abajo obteniendo así un “manos libres” similar al de los secadores-expulsores profesionales.

secador2

Si no podemos conseguir uno, lo que se puede hacer es dejar el secador inmóvil sobre una toalla y poner al gato en la dirección del aire, o bien probar con esos pequeños calefactores usados para el baño que desprenden aire caliente y hacen muy poco ruído.
Pero sin duda la opción más cómoda y especialmente indicado para principiantes es la de hacerlo por parejas: Uno sujeta el secador y el otro peina y manipula al gato.
Nota: No le presente el secador encendido al gato  si no viene directamente del baño, es curioso como a veces un mismo gato lo puede rechazar por completo si se lo ponemos desde seco sin previo baño o aceptarlo con agrado si viene del baño (al venir mojado del baño agradecerá ese aire calentito)

Empezaremos a secarlo. Mientras uno sujeta el secador el otro lo peinará suavemente con el peine, separando los pelos hasta que cada pelo queda “suelto” y libre (de ahí el dicho de que “hay que cepillarlo pelo a pelo”).

¡¡Cuidado con la temperatura del secador!!
Sí está muy caliente y lo dejamos fijo siempre en el mismo punto le puede hacer daño y eso evidentemente no le gustará nada. Podemos empezar con una temperatura templada-caliente para terminar con un aire más frío.

Empezaremos a secarlo por el cuello, lomo y costados.
Nuestros movimientos con el peine tienen que ser precisos y constantes para que el secado sea más fácil  y lo peinaremos principalmente a contrapelo, lo que le dejará un aspecto más voluminoso y más “esponjoso”

Secado2
Secado3

Existen unas zonas más sensibles para el gato (cara, frente, nuca y en algunos cola y extremidades) que a la mayoría no les gusta nada, estas partes las podemos dejar para el final e ir dándoles ocasionalmente.

También debemos de prestar especial atención a su zona trasera (cuidado no le hagamos daño con el peine, le debemos levantar la cola para tener mayor visibilidad)  y a sus extremidades y la zona de las axilas donde es muy común la presencia de pequeños nudos. Para peinar estas zonas debemos pasar el peine con mucho cuidado, si se deja podemos probar a poner el gato “panza arriba” si no, lo podemos poner de pie sobre las patas traseras sujetándolo por las delanteras (mientras uno lo sujeta el otro seca y peina)

secado4
Secado5

Por último nos encargaremos de la cola y de las patas.
La cola la peinaremos también a contrapelo o a favor del pelo (según el acabado que le queremos dar), pero lo más importante es que cada uno de los pelos que componen la cola queden “sueltos”
Para las patas utilizaremos preferiblemente la carda, peinándolas a contra pelo hasta que estén bien secas.

También es una muy buena opción darle a estas zonas “a ratos” durante el secado, así al final con un pequeño repaso será suficiente.

3. El peinado

3.1 Frecuencia:

El peinado debe de ser diario. Siempre debemos de tener un momento al día para cepillar y peinar a nuestro gato. Cuando se acostumbre le resultará agradable y esta será la mejor forma de que no se le enrede el pelo y consecuentemente no aparezcan los indeseados “nudos” (además de ser poco estéticos los nudos harán que el pelo le tire de la piel y eso le  molestará).

3.2 Peines:

El peine es la herramienta más importante para el día a día.
Los peines más recomendados son como los que aparecen en la foto, de puntas largas y finas que harán que penetren bien y nos permitan retirar todo el pelo muerto.

Peine1

También se pueden usar cardas como complemento al peine, pero hay que tener cuidado en no abusar de ellas ya que podemos arrancarle mucho pelo.

Peine2

3.3 Como peinarlo (pasos)

– Empezaremos primero peinando e la zona del cuello (el “collar”) peinándolo hacia abajo, eliminando todos los posibles nudos que nos encontremos.

peinado1
peinado2

– Seguiremos a la zona de la nuca y el cuerpo, peinándolo siempre en la dirección del pelo, si se quiere al final podemos hacerlo a contrapelo para darle más volumen (acción muy común entre los expositores en el momento previo de presentar el gato al juez )

peinado3
peinado4

– Por último la parte trasera será peinada con mucho cuidado de arriba abajo. (con cuidado de no hacerle daño en “sus partes”)

peinado5

Especial atención requiere el peinado de la cola, peinándola  a contrapelo o a favor del pelo según el acabado que le queramos dar. La cola no es necesario que se peine a diario mientras se observe que el pelo está suelto y sin nudos (con hacerlo una vez a la semana será suficiente para mantenerla en buenas condiciones). El abuso del cepillado en la cola puede facilitar la aparición de grasa, especialmente en gatos enteros (no castrados) y también es posible que le arranquemos  mucho pelo, quedándole consecuentemente una cola “despoblada”  lo que tampoco le favorece.


4. La limpieza de ojos y nariz

Otro de los aspectos básicos en el cuidado de los gatos persas y que acarrea muchas dudas a sus nuevos propietarios es la limpieza de los ojos.
Muchas veces estos gatos lagrimean en mayor o menor medida dejándoles pequeñas legañas de debemos de limpiar bien por dos razones: por estética (especialmente los gatos blancos o más claritos)  y por higiene. Es recomendable limpiarles bien los ojos todos los días (mínimo una vez al día) ya sea en el momento del peinado o a primera hora de la mañana al levantarnos.
Si el gato lagrimea en exceso será necesario limpiarlo más a menudo y acudir al veterinario por si fuese necesario recetarle algún tipo de colirio.

Para la limpieza utilizaremos únicamente: algodón de desmaquillar femenino.

algodon

Nota: debemos rechazar el algodón común y el papel higiénico ya que estos desprenden hebras que le podrán irritar o incluso hacer más daño al ojo. También debemos de rechazar las servilletas convencionales y las “toallitas húmedas”

Mojaremos ligeramente en agua templada el algodón desmaquillador y limpiaremos a fondo el ojo del gato, haciendo especial atención a la zona del lagrimal, después se lo secaremos con otro algodón como este (ahora seco) o con una toallita seca tipo las que se usan para los bebes.

limpieza_ojos1

Como hemos dicho arriba en gatos blancos o de colores claros se notará más la suciedad en los lagrimales que en los de color más oscuro, por lo que también podemos recurrir a una solución de ácido bórico en agua.

Acido Bórico: 
Se puede conseguir fácilmente en la farmacia (bote 100 gr. en polvo).
Diluiremos 2 cucharadas soperas de ácido bórico en un frasco 500 ml. para después llenarlo de agua (templada para facilitar la disolución) y lo agitamos hasta diluirlo completamente.

borico

Lo aplicaremos de la misma forma que lo hicimos anteriormente con los algodones desmaquillantes pero con especial cuidado de que no penetre nada en los ojos, nariz ni boca y después lo secamos bien.

La limpieza de la nariz no requiere tantas atenciones y muchas veces no es ni siquiera necesaria, así que lo podemos hacer del mismo modo que lo hacemos con los ojos (Evidentemente aquí no utilizaremos NUNCA el ácido bórico)

5. La limpieza de oídos

Se debe de realizar con cierta asiduidad (más o menos cada15 días) aunque es verdad que hay gatos que producen más cera que otros.
Para ello se pueden utilizar bastoncillos de algodón, pero limpiando sólo la parte externa del oído y prestando atención a no meter el palo dentro del pabellón auditivo pues podríamos romper el tímpano o causar una infección.

limpieza_oidos

También lo podemos hacer con toallias especiales que podemos encontrar en la clínica veterinaria o con toallitas para bebés (sin alcohol)

toallitas

6. Las uñas

Debemos aprender a cortarle las uñas nosotros mismos sin necesidad de tener que acudir al veterinario ya que será menos estresante para el gato. Cortárselas con cierta frecuencia evitará posibles arañazos y evitaremos que tenga la tentación de afilárselas constantemente con algún mueble o sofá de la casa (si le cortamos las uñas e instalamos algún rascador para que él pueda rascar, esto no llegará a suceder)
También nos podemos encontrar con otro problema si le llegan a crecer demasiado las uñas: se le pueden clavar en las almohadillas de las patas y consecuentemente provocar alguna infección.
Para cortárselas podemos utilizar unas tijeras especiales que podremos encontrar en cualquier clínica, tienda especializada o a través de Internet.

cortaunas

Sólo debemos de cortar la punta de las uñas, prestando especial atención a no tocar con las tijeras la parte rosada que veremos a trasluz de la uña, que es donde se encuentran los vasos sanguíneos (si esto llegase a ocurrir o a tocar esta parte rosada, no hay que alarmarse, en breve se cortará esa pequeña hemorragia).

uña1

Con una pequeña presión sobre sus dedos, sacaremos la uña para así poder verla mejor y poder cortarla más fácil.

uña2

Si el gato se pone nervioso es mejor esperar a que se tranquilice (muchas veces lo ideal es hacerlo cuando el gato está tranquilo, casi dormido)

7. El agua y el bebedero
Otro de los aspectos importantes en el cuidado y mantenimiento de nuestro persa, es su alimentación. Ni que decir tiene que debemos darle un buen pienso  (preferiblemente de gama alta, ya que estos serán de mayor calidad) y que debe tener siempre a su disposición del mismo modo que tendrá siempre disponible agua fresca.

Uno de los problemas que nos encontramos con el agua, es que el gato se “encharcará” al beber dentro de los bebederos convencionales, metiendo las patas dentro del agua y mojando todo el pelo del collar que tanto tiempo nos ha llevado lavar-secar-peinar.

Consecuentemente uno de los inconvenientes al dejar el pelo del collar mojado es que el pelo se oxidará y se tornará un color oscuro y feo (especialmente en colores claros) además de facilitar los nudos y enredones.

Para evitar esto es muy común utilizar  los denominados bebederos de conejo (los “de bola”) que hacen que el gato beba sólo la cantidad necesaria y no se moje. Al principio es normal que no sepa beber, pero podemos ayudarlo acercándole el hocico a la salida de agua y “haciéndole ver” como funciona (también podemos poner un poco de malta o multivitaminas, algo que le guste mucho, en la salida del agua para que lo vaya a lamer y descubra la forma de hacer salir agua de ese nuevo cacharro)

Mucha gente encuentra problemas a la hora de instalar estos tipos de bebederos. Nosotros proponemos un método muy fácil de instalar: Mediante el soporte que tienen las bicicletas para depositar el botellín de agua (lo podemos conseguir en la mayoría de las tiendas de deporte) el cual atornillaremos a la pared a la altura adecuada y ahí depositamos el bebedero.

botella1

Si no queremos o no podemos hacer un agujero en la pared, podemos hacernos con un soporte-adhesivo de esos que se usan en cocina para colgar trapos, bolsas de pan, etc… (en cualquier ferreteria) este último lo pegamos a la pared y en él enganchamos el soporte de la botella.

Botella2

Otro tipo de bebedero que se suele utilizar es el similar al que emplean en pajarerías o granjas de pájaros. Tiene un pequeño cazo abajo y el depósito de agua arriba.

botella3

Este último también está bien para aquellos gatos que no logran habituarse al bebedero de conejo.

8. Preparación para exposición


8.1 Introducción
8.2 Material
8.3 Pelos de los ojos
8.4 Pelos de la cabeza
8.5 Pelos de la cola
8.6 Pelos de las patas
8.7 mejillas y labios (“la sonrisa”)
8.8 Depilación

8.1 Introducción

Expondremos en este capítulo una  preparación básica para presentar a un gato persa a una exposición. Intentaremos que sean aspectos básicos ya que en este punto existen diferentes visiones e influye mucho el criterio y gusto personal de cada uno, así unos preferirán darle un aspecto más natural  mientras que otros buscarán un aspecto más refinado, pero aún así  estos expositores que los preparan de una  forma tan refinada nunca dejarán al gato con un aspecto antinatural, siempre lo harán con el fin de resaltar esa redondez que debe aparentar el gato persa.

Sirva también este capítulo para dar pequeños consejos para que los principiantes puedan aplicar a sus gatos de compañía y que no piensan presentarlo a ningún concurso ni exposición, simplemente por “ponerlos guapos” y para su disfrute personal.

Expongo ahora, al igual que lo hicimos en otros capítulos, unos pequeños consejos previos:

– Si vas a sacar a tu gato a un concurso o exposición, es recomendable practiques antes y no lo dejes todo para el último momento. Así si hacemos algún pequeño “estropicio” dejándolo excesivamente antinatural, el pelo podrá crecer y recuperarse.

– También puedes practicar con otros gatos (en el caso de que los tengas) que no van a salir de exposición. Muchas veces el secreto está en la práctica.

– Algún punto de la preparación es recomendable hacerlo entre 3 a 7 días antes del día de la expo (como por ejemplo la preparación de la cola) así después el aspecto del gato se tornará más natural, dejando para el día anterior de la exposición sólo los pequeños retoques (personalmente a mi no me gusta preparar el gato, cortar y retocar el mismo día de la exposición ya en el local, opino que esto debería de venir hecho desde casa, aunque seguro que allí nos encontraremos con algunos expositores y criadores más experimentados que si se lo pedimos seguro nos podrán ayudar con algún retoque el mismo día de la expo)

– Antes de empezar con esta preparación el gato debe de estar limpio y con el pelo en perfecta condición, si tiene el pelo “chafado” no quedará igual y será más difícil.

– La preparación debe de hacerse en un lugar bien iluminado, donde podamos ver con claridad al gato, así podremos distinguir perfectamente esos pelillos que queremos cortar o quitar. También es recomendable colocarnos en una buena posición respecto a la luz, donde nuestro cuerpo no haga sombra al gato (podemos colocarnos por ejemplo en frente de una ventana)

– No te obsesiones con este apartado, lo más importante es que el gato tenga una apariencia de limpio y bien cuidado, sólo con algún pequeño retoque lo podrás presentar sin ningún problema, de hecho existen grandes campeones  y expositores  muy reconocidos a nivel mundial que presentan a sus gatos con un aspecto “muy natural” sin llevar el pelo cortado “al milímetro”, eso sí impolutos.

8.2 Material

Fig. 1: De izquierda a derecha:
Tijeras para cortar uñas, tijeras de punta roma “tipo aseo”, tijeras de esculpir, peine pequeño (va muy bien para la zona de las mejillas aunque su uso puede ser opcional ya que para esta parte podemos emplear también el peine convencional por su lado de puas más finas y juntas), peine normal y carda (también opcional).

Material1

Fig. 2: Tijeras “tipo aseo” Las de la foto son curvas (aunque también se pueden usar rectas) y apenas miden 6 cm. de largo. Las podemos encontrar en tiendas especializadas  (la de la foto fue comprada en una cuchillería en la Plaza de Pi de Barcelona, en el Barrio Gótico, donde hay varios modelos a elegir).
Estas pequeñas tijeras van muy bien ya que por su tamaño dan un corte muy preciso, las utilizaremos para la zona de los ojos, orejas y pelos que sobresalen de la zona de la cabeza con el fin de darle un aspecto más liso y redondeado.

Importante: Cuando trabajemos con estas tijeras debemos de tener especial cuidado al emplearlas en la zona de los ojos y boca. Para eso importante que estas tijeras tengan la punta redondeada (“punta roma”) ya que esto evitará posibles daños especialmente en la zona de los ojos. Es importante que cuando vayamos a prepararlo el gato esté tranquilo, NUNCA debemos hacerlo si el gato está nervioso o inquieto, si es así mejor dejarlo para otro momento.

tijeras1

Fig. 3: Tijeras de esculpir. 
Tienen un lado liso y un lado dentado (a diferencia de las tijeras de entresacar que tienen los dos lados dentados) también llamadas tijeras de vaciar. Las emplearemos para la zona de cabeza y cola (también se pueden utilizar para igualar el pelo del cuerpo, sobre todo en exóticos). La ventaja de estas tijeras frente a las tijeras convencionales es que apenas se nota el corte, lo que nos permitirá igualar todos los pelos dándole un aspecto más uniforme y natural.
Las podemos encontrar en tiendas especializadas o a través de internet en:
www.artero.com
www.setterbakio.com

tijeras2

8.3 Pelos de los ojos

Como hemos dicho antes: es una zona especialmente delicada y usaremos solamente las tijeras pequeñas de punta roma (redondeada) con el fin de evitar lesiones (recordar que el gato debe de estar tranquilo para que no se produzcan movimientos bruscos o indeseados).

Primero peinaremos a contrapelo los pelos de justo encima del ojo para así poder distinguirlos bien, lo haremos con el peine pequeño o el peine normal en su parte de púas más finas.

Pelosojos1

Después cortaremos todos estos pelos siguiendo la línea del ojo y dejándolos lo más corto posible.

pelosojos2

Nota: Si es la primera vez que lo haces, hazlo con mucho cuidado, no es necesario que te aproximes y apures tanto hacia la línea del ojo, sólo con cortar un poco esos pelos más largos del párpado ya verás la diferencia.
Cortar estos pelos cambiarán mucho la expresión del gato y hará que tenga una expresión “más abierta”. 

Una vez cortados estos pelos de los dos ojos (procurar que el corte quede lo más igualado posible en ambos ojos) verás que ahora queda una diferencia de altura entre el pelo de la zona que acabamos de cortar y el de la zona de un poco más arriba (la frente), por lo que pasaremos ahora a la zona de la cabeza para intentar igualar ambas partes

8.4 Pelos de la cabeza

Una vez cortados los pelos de los ojos, pasamos a los pelos de la cabeza. Para poder trabajar mejor, es recomendable poner al gato en una zona en la que podamos ver perfectamente todos y cada uno de los pelos de su cabeza (ideal cerca de una ventana).
Si miramos a trasluz detalladamente los pelos de la cabeza, veremos que hay unos pelillos que sobresalen más que otros:

peloscabeza1

En esta foto se aprecia claramente cuáles son esos pelillos que sobresalen, de igual forma que si vemos al gato de perfil:

peloscabeza2

Ahora cuidadosamente iremos cortando todos estos pelillos con las tijeras pequeñas de punta roma (si son curvas mejor), hasta dejarle un aspecto más liso y pulido. Empezaremos primero por los pelos que más sobresalen en la zona de la frente y sobre cabeza, para después poco a poco ir puliendo más pero sin llegar a “meter” las tijeras del todo, lo haremos siempre superficialmente.

peloscabeza3

En la zona de la frente nos encontraremos con las “antenas” del gato, hay criadores y expositores que prefieren dejarlas, considerando que así el gato tiene un aspecto más natural y muchos criadores lo convierten en una “marca de la casa”

GC Maradan Velocirraptor

Gcmaradan

Otros muchos (la mayoría) decide cortar también estos pelos de las antenas dejando la cabeza completamente lisa y pulida. Las dos opciones son válidas, pero evidentemente la primera (dejárselas) es más labiorosa pues tendremos que trabajar entre ellas e ir apartándolas para cortar los pelos más pequeños.

Una vez que hemos cortado todos esos pelillos, nos acercaremos ahora y con las mismas tijeras hacia la zona de los ojos para igualar un poco el pelo de encima del ojo con el de la frente, aquí podremos meter un poco más las tijeras hasta igualarlo. Es muy posible que en la zona entre los ojos, por encima del “stop” también nos encontremos unos pelillos más largos que también podemos cortar con estas tijeras.
Pasamos ahora a emplear las tijeras de esculpir para terminar de igualar y de pulir toda la cabeza, hasta dejarla completamente lisa y redonda. Ahora sí podemos aproximar más las tijeras hacia la cabeza ya que el corte apenas se notará, sin riesgo de hacer trasquilones.
(las tijeras de esculpir las cogeremos de manera que la hoja lisa, la no dentada  nos quede más próxima hacia nosotros)

peloscabeza4

Pasamos ahora a los pelos de las orejas, algo muy simple pero que al igual que los pelos de los ojos hace que cambie mucho la expresión del gato.
En la punta de las orejas salen unos pelillos (recuerdan los penachos que salen de las orejas de un lince) estos los debemos de recortar con las tijeras de punta roma y lo haremos aproximándonos lo más posible a la oreja, dejando así las puntas más redondeadas. Para hacerlo sujetaremos la oreja con los dedos pulgar e índice, tapando así la zona de piel y cortaremos los pelos que sobresalen.

Pelosorejas1
Pelosorejas2

NOTA: Ni que decir tiene que debemos de tener cuidado en no cortar la oreja.

Terminamos así con la parte de la cabeza, aunque muchos expositores también le pegan un pequeño y último repaso a la parte posterior de la cabeza, hacia a la zona de la nuca lo que hace marcar la diferencia de la cabeza con el resto del lomo, resaltando un poco más la redondez de la cabeza. Unos lo hacen pasando con las tijeras de esculpir por esta zona o bien quitando los pelos directamente con los dedos sobre la zona marcada:

Pelosorejas3

8.5 pelos de la cola

Si queremos podemos darle un aspecto más redondeado a la punta de la cola, para ello lo haremos primero con los dedos y en la punta de la cola, quitando un poco los pelos más largos que sobresalen y dándole un aspecto redondo, que recuerde a una “brocha de afeitar” (Esta acción es recomendable hacerla una semana antes del día de la expo para así en ese intervalo de tiempo el pelo crezca un poquito y le dé un aspecto más natural)

peloscola1

Después podemos usar las tijeras de esculpir para terminar de igualar y redondear los pelos de la cola. Nunca lo haremos con tijeras normales ya que se vería el corte.

peloscola2

8.6 Pelos de las patas

También aquí hay diversidad de opiniones y muchos criadores y expositores prefieren no retocar estos pelos, de hecho el estandar de la asociación de CFA hace mención directa a la presencia de estos pelos que deben de salir de las patas  (los primeros gatos clasificados en los nº 1 del ranking de CFA  de los últimos años así lo muestran)
Como muestra os pongo una foto de un gato que ha sido Campeón del Mundo de otra asociación (Fife):

WW. 07 KUORII BLACK CODEL OF WELCOME

Kuorii

Sin embargo si lo que quieres es dejar la pata redondita, bien por qué te gusta más, por gusto personal o porque después te permitirá cortarle las uñas más fácilmente, se los puedes cortar haciéndolo con las tijeras de punta roma y darle un aspecto más redondeado.

8.7 Mejillas y labios (“la sonrisa”)

Es un punto algo complicado principalmente por dos aspectos:

1. La diferencia de opiniones y criterios entre criadores y expositores en cuanto a a la forma y modo de retocar y/o preparar esta zona (unos lo harán directamente con tijeras, otros primero con tijeras para delimitar la zona y después con los dedos, otros prefieren dejar grandes mejillas y bien redondeadas, otros lo justo para así resaltar más la altura de la cabeza, etc…)

2. Las características morfológicas específicas de cada gato, ya que habrá gatos que en su constitución tengan mucho pómulo y consecuentemente se le defina muy bien la mejilla, y gatos donde ocurre todo lo contrario y tengamos que hacer mínimos o ningún retoque o quedará muchísimo peor.

Expongo a continuación una aproximación a cómo lo hacemos nosotros:
Para acentuar un poco la forma de la mejilla, nosotros lo hacemos directamente con los dedos tirando de los pelillos sobrantes con el fin de  resaltar esa redondez.

mejilla1

El curso de la mejilla debe de seguir la misma línea del labio y ha de aparentar la mayor naturalidad posible (imaginaros que cada mejilla es como una gota de agua, cuyo vértice o punta sale de un extremo de la nariz y sigue por la línea del labio, siendo su parte más redondeada o externa la que conforma la propia mejilla)

mejilla2
mejilla3

Teniendo en cuenta todos los aspectos anteriores y considerando que esta guía está enfocada principalmente para los principiantes, debeis de tener en cuenta siempre que prepareis vuestro gato que es mejor no retocar que sobreretocar está premisa debe de ser vuestro lema en todo momento.

Para delimitar la mejilla en su parte externa tomaremos como referencia una línea vertical imaginaria que parte de la parte externa de la oreja, en esta foto del mismo gato anterior lo veréis mejor:

mejilla4

Una vez hecha la mejilla, podemos quitar esos pequeños pelos muy próximos al labio que tapan un poco la zona de la boca, con esto la línea de la mejilla quedará más definida. Para hacerlo podemos emplear unas pinzas como en la foto, o hacerlo directamente con los dedos sacando estos pequeños pelillos.

labio1

Para terminar con esta zona si se quiere podemos quitar ahora todos aquellos pelillos muy pequeños que sobresalen del bigote (no las antenas, sino esos pelillos duros más cortitos) lo haremos con las tijeras de punta roma y de nuevo muy superficialmente.

labio2

8.8 Depilación

Se hace directamente con los dedos, quitando aquellos pelos más duros del manto. En este apartado influye mucho la textura del pelo y el color del gato y en la mayoría de los casos apenas es necesario hacer ningún retoque, os pongo unos ejemplos de cuando se suele hacer:

En los colores claros (los diluidos) estos pelos duros suelen tener un color más oscuro y lo ideal es que el manto de estos gatos sea lo más claro posible, por lo que podemos quitar alguno de estos pelos más duros para darle una apariencia más clara al manto.

En colores oscuros (negro y tortuga) se deben de quitar todos los pelos blancos (tipo canas):

depilacion1

En bicolores también podemos quitar los pelos blancos que salen
encima de la zona de color para que se vea bien delimitada las zonas de color.
En el resto la depilación apenas es necesaria, si bien hay criadores y expositores que gustan más de depilar a sus gatos, pero en muchos casos la presencia de este pelo hace mucho más vistoso y más natural al gato.
Os pongo un ejemplo de un gato negro en el que se observa claramente la presencia de este pelo duro …y lo que le favorece.

GC NW SCRIMSHAW TURBULENCE

Scrimshaw

Recordamos de nuevo la premisa que hemos puesto antes:
“es mejor no retocar que sobreretocar”

Un gato puede presentarse perfectamente a una exposición, cortándole ligeramente los pelos de los ojos, un poco lo pelillos de la cabeza y los de la punta de las orejas. Lo más importante es que el gato muestre una condición de pelo óptima, que el pelo esté limpio y  muestre un aspecto muy saludable.

El Grooming puede llegar a ser un arte y  en este caso:     “El Arte de hacerlo bien es hacerlo de una manera discreta”

Os pongo una última foto de la protagonista principal de esta guía: ¡Gracias Jalea!

MARADAN JALEA OF CONQUERONE

Jalea

9 El gato persa como mascota. 

Hasta ahora todo lo expuesto en los puntos anteriores, convierte a esta guía en un estupendo apoyo para todos los nuevos propietarios de un gato persa (a excepción del punto 8, que es más específico para exposiciones). Pero si usted todavía no lo posee y se está planteando buscarse un gatito de esta raza como mascota o regalárselo a alguien, debe hacerse la siguiente pregunta:
¿Puedo mantener un gato persa como mascota y dedicarle todos los cuidados y atenciones que requiere?Para ello además de los puntos citados anteriormente debe de tener en cuenta también las siguientes consideraciones:- El persa requiere de unos cuidados mínimos diarios (ojos, peinado, alimentación) que nos sacarán muy poquito tiempo al día pero que deben de ser siempre constantes.- Lo mismo ocurre con el baño, aunque en periodos más largos (puede dedicársele un baño cada dos/tres semanas, pero no debemos retrasarlo demasiado)- Si hemos descuidado los puntos anteriores, el gato se llenará de nudos y tendrá todo el pelo enredado.
Es muy frecuente observar en clínicas veterinarias como algunos propietarios, por descuido o falta de información llevan a sus gatos a “rapar” el pelo porque está lleno de nudos. Esto además de mostrar una falta de cariño considerable hacia el animal arrastra un nuevo problema: El posible contagio de ácaros o lo que es peor hongos en estas clínicas o “peluquerías felinas”.
Los gatos no son como los perros y son más sensibles a este tipo de contagios. Por muy “limpio” que a nosotros nos parezca ese sitio esto siempre será un riesgo. Debemos recordar también que los hongos (tiña) son muy difíciles de eliminar y se expanderán por toda la casa y también a los humanos.- Piense en los días de vacaciones. El gato puede quedarse tranquilamente en casa si es uno o dos días, mientras tenga suficiente comida y agua fresca. Pero si son más días precisará de alguien que le preste sus cuidados. Si la estancia vacacional es más larga y usted está pensando en una de esas “guarderías felinas” cometerá el mismo error que el punto anterior en cuanto al posible contagio de hongos y ácaros (a pesar de que la “guardería” nos “la vendan” como “la más higiénica” eso es muy difícil de controlar.- Otro punto a considerar es las ventanas abiertas y/o balcones. Los persas no suelen ser gatos extremadamente ágiles como lo puede ser un gato común. Debemos prestar especial atención a ventanas abiertas o balcones para evitar que el gato “salte”. Si usted vive en un piso alto y el gato ve a un pájaro o algo que le llame la atención en la ventana, no se lo pensará y se tirará a por él, es lo que se conoce como “síndrome del gato paracaidista” ó “síndrome del gato volador”  (término que utilizan los veterinarios para referirse a los gatos que han sufrido una caída por encima de los 7 metros o 2 pisos de altura, con sus consecuentes lesiones)
Para evitarlo es aconsejable mantener al gato alejado de estas zonas de riesgo y/o poner mosquiteras en las ventanas.Así que si usted se está planteando adquirir un persa como su nueva mascota porque le gusta la raza, o porque el gato le parece un“pomponcito” o porque le recuerda a “un osito de peluche” debe de tener en cuenta todo lo expuesto en esta guía, si tiene dudas o no está seguro quizás le convenga mejor un perro o un gato de pelo corto que requiere menos cuidados y le darán sin duda el mismo cariño.Por el contrario si usted se compromete, será sin duda el propietario ideal y podrá disfrutar de todo el carácter dulce, cariñoso y tranquilo que  caracteriza a esta raza, además de poder admirar toda la belleza y majestuosidad de estos preciosos animales. Enhorabuena por su decisión!…y esto es todo, espero que esta “pequeña” Guía os sea útil, especialmente a todos aquellos nuevos propietarios.
Un saludo.
Sergio Tenreiro

 

www.conquerone.net
www.persianbc.org/grooming-white-persians.php
www.purrinlot.com/grooming-help.htm (vídeo kitten face-body grooming)
www.pelaqitapersians.com/persian_cat_grooming.html
www.persianbc.org/basic-show-grooming.php
www.persianbc.org/preparing-kitten.php